El coche eléctrico: falsos mitos y realidades

Sin lugar a dudas el coche eléctrico está de moda. Las preocupantes noticias acerca del cambio climático y los avisos de impuestos y restricciones a los vehículos de combustión actuales están provocando que las ventas de los automóviles impulsados por electricidad (o híbridos) repunten muy al alza. En todo este clima son muchas las noticias y bulos que se divulgan por lo que con la ayuda de un taller mecánico en Sevilla vamos a tratar de poner respuestas a todos los interrogantes que rodean a este tipo de coche.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el coche eléctrico no es la panacea, es decir, también tiene sus inconvenientes (aunque es verdad que sus ventajas son más numerosas). En definitiva, lo mejor es no hacer caso de los comentarios y analizar tranquilamente todos estos aspectos.

Precio. Hoy por hoy comprar un coche eléctrico resulta más caro que adquirir uno tradicional, aunque es verdad que los precios han ido descendiendo desde que desembarcaron los primeros modelos en nuestro país. Aunque actualmente se pueden comprar algunos con muchas prestaciones es muy probable que los precios vayan disminuyendo en los próximos años como consecuencia de un aumento de la oferta y la variedad disponible.

Potencia. Es cierto que los vehículos eléctricos aún no son tan potentes como algunos de combustión, aunque no deja de ser una importante ventaja el límite de velocidad que muchos modelos híbridos traen ya incorporado. Hay algunos que no superan los 145 kilómetros por hora, una cifra que no hace falta superar en ningún caso en cualquier carretera de la Comunidad Europea.

Contaminación. Es indudable que los coches eléctricos no vierten óxido de nitrógeno ni otros gases contaminantes a la atmósfera, por lo que el principal foco de contaminación de las ciudades desaparecería al descender muy positivamente los niveles de polución. Su utilización como instrumento para la mejora del ambiente y contra el cambio climático es fundamental.

Ahorro. Según los últimos estudios, el mantenimiento de un coche eléctrico, entre reparaciones y combustible, es un 45% más barato que el de un vehículo tradicional. Aunque el desembolso en la compra sea mayor, con el paso de los años la batería eléctrica cunda mucho más que los depósitos de los automóviles que hay que ir repostando periódicamente.

Seguros. Hay muchos rumores acerca del precio de las pólizas para los coches eléctricos. No son pocos los usuarios que antes de dar el paso acuden a un taller mecánico en Sevilla o en cualquier otro punto para informarse de si pueden arreglar una avería de uno de estos coches y si tienen cobertura del seguro. Actualmente el precio de los seguros es muy similar que la de los vehículos de combustión, aunque bien es cierto que hace unos años su precio estaba por encima.

Repostaje. Lamentablemente no existen tantos puntos de recarga rápida en las poblaciones como se necesitarían, aunque se espera que con el paso de los años estos vayan en aumento. Mientras van instalándose más, los coches pueden funcionar perfectamente con la carga que obtienen en su punto de carga doméstico. Precisamente, muchos optan por hacer esta operación de noche, beneficiándose además de la tarifa nocturna reducida de las compañías eléctricas.

Autonomía. En relación con el punto anterior hay que precisar que en el mercado hay hoy modelos que pueden alcanzar hasta los 400 kilómetros de autonomía, por lo que la escasez de puntos de cargas no debe ser un problema.

Mantenimiento. Es mentira que los mantenimientos sean más caros que los del resto de los coches, precisamente porque no tienen tantos componentes que puedan estropearse. Paulatinamente los talleres mecánicos están preparándose para solucionar los problemas de estos vehículos, aunque en realidad ya no hará falta visitar al mecánico con tanta asiduidad.

Si te has convencido de las bondades del coche eléctrico aprovecha las promociones de final de año. ¡Seguro que encuentras alguno que cubra tus necesidades!

Esta entrada fue publicada en Curiosidades. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *