Identificar fallas en el motor de arranque puede ser sencillo

Algo que le facilitará mucho localizar una avería en cualquier parte de su vehículo, y posiblemente solucionarla sin mayores complicaciones, es conocer bien la composición del elemento en cuestión. Si el motor de arranque presenta fallas o está dañado, lo más seguro es que ni siquiera logrará hacerlo encender; su función principal es surtir al coche la energía para la puesta en marcha.

Antes de dar por hecho que el problema es el motor de arranque, asegúrese de que la avería no provenga de otro elemento, como la batería o el circuito de alimentación. Si va a desmontar el componente para ubicar el daño, aunque cada modelo suele tener ciertas diferencias de acuerdo al tipo de vehículo que sea, es preciso conocer las piezas en común que lo conforman:

  • La corona dentada tiene que engranarse al volante de inercia para que pueda transmitir el movimiento. Mientras no gire la llave de contacto, el relé no impulsará la pieza hacia adelante para que haga conexión.
  • Las carcasas funcionan como soportes para el relé, además de que permiten que el motor de arranque sea fijado en una caja de cambios.
  • El estator es el encargado de romper los campos magnéticos y así hacer que se mueva el rotor.
  • El rotor del motor eléctrico es el elemento que hace contacto con las escobillas al girar. 

Revisión del funcionamiento del motor de arranque

Uno de los principales aspectos que debe chequear, es que la tensión eléctrica que suministre sea suficiente; para cerciorarse será suficiente con conectar un voltímetro al borne del motor de arranque más cercano al cable de alimentación (suele ser el de mayor grosor). Si el resultado de la lectura se muestra por debajo de 12v, tendrá que revisar los fusibles, esto se recomienda hacer consultando con el manual de usuario.

El proceso se repite con el otro borne, pero esta vez con el que está próximo al cable delgado (es este el que se conecta a la llave de contacto cuando se encuentra en posición de arranque), el valor que arroja el voltímetro también debe ser de 12v y sonar un “clac” en el relé de activación. En caso de que no ocurra, es probable que el relé se haya dañado, para remediarlo hay que reemplazarlo.

Cuando el cableado y la batería están en óptimas condiciones, el punto débil del motor de arranque es el desgaste de sus escobillas, las cuales se van deteriorando por quedar expuestas al roce, y se hace mayor si se han superados los 150.000km aproximadamente. Si fuera este el caso, hay que considerar su sustitución.

Para hacer las reparaciones de este u otros elementos podría ayudarse comprando en desguaces Madrid coches en este tipo de empresas, es bastante probable que ubique lo que requiera. El coste del arreglo disminuirá significativamente con piezas de segunda mano.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *