Cuales son los cuidados mínimos para el árbol de levas

Las averías en el árbol de levas pueden deberse a múltiples factores, de los cuales muchos podrían solventarse o evitarse teniendo al día el mantenimiento y las revisiones. En un motor de combustión interna este es uno de los componentes principales, puesto que por medio de él se obtiene la potencia para transformar la energía en trabajo mecánico.

También es labor del árbol de levas regular el mecanismo de acción de las válvulas de admisión y escape, gracias a un eje de movimiento rotativo, el cual activa las levas y el proceso de abrir y cerrar de las válvulas con el sistema de muelles. Al igual que cualquier eje que se mantenga girando, el peligro más alarmante es la falta de lubricación, debido a que produce el desgaste forzoso de los rodamientos y de los apoyos.

En el manual del usuario de su vehículo se consiguen las especificaciones sobre los valores admisibles de desgaste en los apoyos del árbol de levas; si sobrepasa esos límites, o se produce una rotura de sus componentes o se daña el árbol, tendrá que sustituirse por completo. Reemplazar el elemento en cuestión, es una de las reparaciones más caras a las que se puede enfrentar su coche.

En otras ocasiones el problema con el árbol de levas podría ser a causa de que el giro continuo del sistema cree una holgura axial, ello es posible solucionarse empleando una arandela calibrada entre los apoyos y el árbol para lograr una mejor sujeción.

Señales que evidencian la presencia de fallas en el árbol de levas

Si su coche no arranca es muy posible que se haya gripado el árbol y deba cambiarlo. Identificar una falla a tiempo salvará gran parte de su presupuesto, sin embargo, es preciso que en realidad conozca los síntomas para lograr interpretarlos a tiempo y así tomar las medidas correctivas:

  • Traqueteos: estos sonidos podrían estar relacionados con engranajes mal acoplados, o que los casquillos hayan llegado a su límite de desgaste, también podría ser por soportes que afecten el juego axial del árbol de levas. Si aunado a todo ello, la potencia del coche se ve afectada, quizás sea un caso de gripaje de alguno de los apoyos del eje.
  • Chirridos estridentes: por lo general, indican que el árbol está próximo a griparse, por tal razón es perentorio asegurarse del estado de los apoyos. Además, si percibe que el rendimiento del motor disminuye, es posible que ya se haya roto alguna de las levas o exista un juego excesivo u holgura entre estas.

 Si su coche presenta cualquiera de los síntomas que se han descrito acuda a un taller. La reparación implicaría menos gasto si utiliza piezas de segunda mano, es muy sencillo conseguir desguace madrid en línea, ya que son diversas las empresas que cuentan con una página web para mayor practicidad y alcance los usuarios.

Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *