Consejos para cuidar tu coche esta primavera

No hay duda de que la primavera invita a realizar más planes fuera de casa. Después de los meses menos apacibles del invierno, todos estamos esperando la llegada del buen clima y los días cada vez más largos característicos de esta estación.

El coche es un gran protagonista en estos planes, ya que es el medio de transporte elegido para las escapadas de fin de semana. Por ello, es importante garantizar que todos sus componentes se encuentran en buen estado y el coche se encuentra a punto para realizar estas salidas de forma segura.

Para ayudarte, hemos recopilado junto a los especialistas de este taller Peugeot de Sevilla los principales consejos para cuidar tu coche esta primavera.

Neumáticos

Son los únicos elementos que unen al vehículo con la superficie por la que transita, por lo que mantenerlos en un buen estado es la base sobre la que se asienta la seguridad de cualquier vehículo.

En primer lugar, comprueba el desgaste de la banda de rodadura. El mínimo legal para circular sin ser sancionado es de 1,6 mm de profundidad en el dibujo. Sin embargo, lo recomendable para mantener un nivel óptimo de seguridad es sustituir los neumáticos una vez esta profundidad sea menor a 3 mm.

Por otro lado, es importante asegurar que los neumáticos tienen la presión correcta, que es la indicada por el fabricante del vehículo. Lo recomendable es hacer esta revisión con los neumáticos fríos al menos cada dos semanas. Y siempre antes y después de realizar un viaje largo.

Filtro antipolen

La primavera es la estación en el que más estragos causan las alergias. Además, el tráfico levanta continuamente partículas de polvo que se introducen en los vehículos.

De ahí la importancia de sustituir el filtro antipolen o de habitáculo. Haciéndolo conseguirás evitar que un gran número de partículas se introduzcan dentro del coche. Además, mantendrás limpio los conductos de aire acondicionado, evitando la acumulación de suciedad en la que proliferen ácaros y bacterias.

Luces

El invierno y sus menos horas de luz solar habrán exigido un gran uso de todas las luces del coche durante los meses anteriores. Para evitar verte algún día con alguna fundida en carretera, es importante comprobar regularmente que todas funcionan correctamente: de cruce, largas, intermitentes, traseras, marcha atrás, frenos, antiniebla, etc.

Aire acondicionado

Si no lo has tenido que hacer ya, dentro de poco necesitarás el aire acondicionado para enfriar tu coche. Las temperaturas en primavera son cambiantes, pero siempre nos encontramos con semanas en las que el clima se acerca mucho al de verano.

Así que, adelántate a que el calor te sorprenda y comprueba que el sistema de aire acondicionado enfría correctamente. En caso de que no sea así, acude a un taller a realizar una carga de aire acondicionado. ¡Agradecerás haberlo hecho cuando lleguen los días más calurosos!

Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.