4 curiosidades sobre los cuchillos que seguramente no conocías

En nuestro día a día, a menudo realizamos una cantidad de tareas más o menos rutinarias de forma automatizada y sin prestar atención a los elementos que usamos para ellas. Esto es algo normal, ya que debido al acelerado ritmo de vida que llevamos, nuestro cerebro elige centrarse en las tareas más complejas y “automatizar” aquellas a las que está más acostumbrado.

Todo el mundo, ya sea en sus hogares o en sus trabajos, utilizan cuchillos a diarios, siendo habitual tenerlos de diferentes tipos según la tarea que se vaya a realizar con ellos. Como nos comentan los afiladores en Sevilla de Tecnofilo, para un buen corte es fundamental emplear el cuchillo adecuado para la tarea específica para la que está indicado.

Sin embargo, la mayoría de las personas no sabe sobre ellos mucho más allá de que sirven para cortar o untar alimentos. Así que, para que sepas un poco más sobre estos utensilios de uso diario, te contamos algunas curiosidades sobre los cuchillos que seguramente no conocías.

  1. Para hablar sobre el origen de los cuchillos debemos remontarnos más de dos millones de años atrás en el tiempo. Se sabe que el Homo Habilis ya utilizaba puntas de lanza y jabalinas para cazar animales y para cortar y despedazar esas piezas de caza, ya fuese tanto para comerlos como para vestir sus pieles. Sin embargo, se ha podido confirmar el uso de cuchillos aún antes. Algunos estudios han descubierto que, hace más de 2 millones y medio de años, en Etiopía, ya se usaban piedras y huesos afilados para cortar pieles y huesos, por lo que puede situarse en este periodo de la Prehistoria el origen del cuchillo.
  1. La navaja es una evolución del cuchillo que tiene su origen a finales del siglo XVI en España. Surgió tras la prohibición de Carlos I de portar armas de hoja larga. La navaja ponía solución a este problema al tratarse de un cuchillo plegable que permitía ocultar la hoja. Además, contaba con la ventaja de ser mucho más baratas que las espadas y más asequibles para la mayor parte de la población.
  1. A medida que los cuchillos han ido evolucionando y especializándose, también han ido mejorando los materiales que se usan para su fabricación. A lo largo de la historia, han existido cuchillos de bronce, hierro, acero, carbono, acero al carbono, titanio y laminados. ¿Quedarán nuevos materiales aún por venir?
  1. El acero es una aleación de hierro con carbono en una cantidad que puede variar entre el 0,2% y el 2%. En ese rango, el carbono hace posible que el cuchillo no se rompa y pueda afilarse. Una aleación con un porcentaje de carbono por encima del 2% haría al cuchillo demasiado frágil y se partiría fácilmente. Generalmente, el porcentaje de carbono idóneo para un cuchillo de cocina se sitúa en torno al 0,75%.

Si has leído hasta aquí, ahora ya conoces cuál es el origen de los cuchillos y cómo ha sido su evolución y la de los materiales empleados en su fabricación. Si te ha parecido interesante, te invitamos a visitar esta cuchillería en Sevilla y a seguir investigando sobre los diferentes tipos de cuchillos que existen y los fines para los que están diseñados. ¡Hay muchísimo por descubrir!

Esta entrada fue publicada en Curiosidades. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.